viernes, 12 de julio de 2013

25 COSAS QUE HACER EN MARRAKECH.

La Medina de Marrakech es Patrimonio de la UNESCO desde el año 1.985 y es uno de los destinos más atractivos del mundo y sin lugar a dudas el que más visitantes atrae en Marruecos.

Desde Riad La Belle Epoque te proponemos 25 cosas imprescindibles que hacer durante tu visita a Marrakech.


1.  PASEA POR LA PLAZA DJEMMA EL FNA A DIFERENTES HORAS DEL DÍA


Sin lugar a dudas el emblema de esta ciudad, "La Place"  (la plaza),  como todo el mundo la conoce, es lo más conocido de Marrakech. Quizás por estar en el corazón de la Medina, es transitada diariamente por miles de personas y constituye el punto de reunión y ocio de los habitantes de esta ciudad y de visitantes de Marruecos y resto del Mundo. Su visita es obligada y no porque la plaza en sí sea interesante arquitectónicamente hablando, en este caso el interés en este espacio no lo ponen los edificios que la rodean, sino las gentes y costumbres que la pueblan.




Rodeada de cafés y restaurantes con sus terrazas, es el punto perfecto para la contemplación de la vida que fluye por la plaza. Situada junto al zoco donde se puede encontrar casi cualquier cosa susceptible de ser comprada, tiene sus horarios y si por la mañana está poblada por puestos de zumo de naranja recien exprimido y tenderetes de aceitunas, frutos secos y dátiles, por la tarde, con la llegada de turistas y locales de paso empieza a llenarse con una mezcla de curiosos personajes: Narradores de cuentos se codean con aguadores, encantadores de serpientes, bailarines, adivinadores, escritores de cartas,, dentistas, ...que comparten espacio hacía el final de la tarde con decenas de restaurantes-chiringuitos,  identificados por números,  que hacen  las delicias de locales y foráneos.




Se puede comer de todo, desde pescado traído de las cercanas costas del Atlantico o ensaladas con los mejores productos de las huertas que rodean Marrakech, a los platos  típicos de la cocina marroquí.: Tajines, cuscus, cabeza de cordero o deliciosos caracoles.

No olvides tomarte un delicioso zumo de naranja y pederte entre los personajes que pueblan este singular lugar.





2. GASTATE UNOS EUROS EN LOS ZOCOS Y FOGUEATE EN EL ARTE DEL REGATEO

 
Es imposible visitar Marrakech sin internarse en los Zocos, Rodeando la plaza y dispersos por toda la Medina los zocos constituyen la razón de ser de Marrakech. El número de tiendas es abrumador y en ellas podemos encontrar de todo. Cada uno de los zocos esta orientado a una tipología de producto, y como si de gremios medievales se tratara, los artesanos tienden a agruparse. Así nos encontramos con una zona  de las especias, otra donde se agrupan los herreros y el sonido predominante es el del cincel , otra donde se pueden conseguir los ingredientes básicos para lanzar hechizos mágicos, la zona del cuero, de las alfombras, de las lámparas, y entre ellas y omnipresentes,  tiendas de babuchas, tajines, y cestas entre otros souvenirs.





Los productos más buscados en el zoco son los bolsos y articulos de de cuero, las alfombras, las especias y frutos secos y el aceite de Argán, muy usado como cosmético aunque también se puede usar como condimento culinario. Las artesanías típicas son los tejidos, los objetos en cuero y metal.








Espectaculares son la Place des Epices o La Calle de las Alfombras, sin olvidarnos del mercado de los herreros.









Los zocos están en proceso de adaptación y si bien hace años su visita era fascinante a la vez que molesta por el acoso y derribo al turista, hoy todo es mucho más tranquilo, sin presiones y muchas tiendas tienen hasta los precios expuestos. Obviamente el regateo sigue vigente y es una experiencia más que no te puedes perder. Si te lo tomas con calma y respeto es una actividad entretenida y gratificante. Nuestro consejo es no demostrar demasiado interés por un producto y tener claro que aunque  Marruecos sea un país barato y que el primer precio que nos lanzarán será entre el doble y el triple de lo que pensamos pagar,  un producto artesanal tiene su trabajo y por lo tanto un precio mínimo por debajo del cual nunca nos venderán.

Una tienda en la que puedes encontrar de todo con productos de excelente calidad es la de  MUSTAPHA BLAOUI  142-144 Bab Doukkala, Marrakech (00 212 524 385 240).


Esta tienda se esconde detrás de unas enormes puertas dobles, muy cerca del Riad la Belle Epoque y es fácil pasar ante ella varias veces hasta descubrirla ya que carece de número o cualquier otra indicación. Al traspasar el umbral es como si entráramos en la cueva de Aladino. Centenares de hermosas alfombras tapizan sus paredes y del techo cuelgan decenas de lámparas gigantescas que casi seguro no entrarán en una casa estándar, pero merece la pena echarle un vistazo. Muebles de todo tipo y una variada artesanía se nos presentan en una laberíntica red de pasillos y habitaciones de diferente tamaño. Su atento personal te ayudará a encontrar lo que buscas y si finalmente encuentras algo y te puedes permitir pagarlo, incluso te lo envían a casa por un importe adicional acorde con el volumen del artículo elegido.

Para llevarte unos souvenirs de recuerdo a casa, si tienes poco tiempo o no te has hecho con el arte del regateo, te recomendamos el Centro Artesanal ( Kasbah 7 Derb Baissi Kasbah (+212 5 24 38 18 53). Abierto a diario de 8.30am-7pm ). Es lo más parecido a unas galerías comerciales en Marrakech y en ella encontrarás desde babuchas o chilabas a tallines de cerámica, juegos de té, bolsos de cuero, alfombras, joyería y camisetas made in China....de todo. Un poco más caro que en el zoco, eso sí.

Si por casualidad, a la vuelta se te ha olvidado algo o simplemente no te cabía en la maleta, no te preocupes, en la tienda on line Artesanía Marroquí  siempre puedes solcuionarlo. Disponen de una amplísima gama de productos traidos desde  Marruecos y es dificil que no encuentres lo que buscabas.

En el Riad La Belle Epoque siempre recomendamos una visita guiada por el zoco al inicio de la estancia ya que además de ser una experiencia gratificante que te proporcionará una imagen de la Medina totalmente distinta, sirve entre otras cosas para aprender a orientarse por este laberinto de calles y callejones, lo que te permitirá moverte con mayor soltura en tus paseos por la ciudad. La visita con guía acreditado sale por 70€/ grupo todo el día o 50€ medio día. Háznoslo saber si estas interesado y te ayudaremos a contratarlo desde el Riad.


3. DEJATE LLEVAR POR EL CANTO DEL ALMUÉDANO EN LA MEZQUITA KOUTOUBIA

El minarete de la Koutoubia, símbolo de Marrakech, es visible desde muchos puntos de la ciudad. Y no es porque sea muy alto (70 metros)  sino por la ordenanza de no permitir construir ningun edificio dentro de la Medina más alto que una palmera y por la topografía del terreno, al ser Marrakech predominantemente llana.

Su figura nos recuerda a la Giralda de Sevilla, construida en el mismo estílo arquitectónico e inspirada en la Koutoubia,  y los alrededores resultan muy agradables ajenos al ajetreo de la cercana plaza.

No se permite la visita al interior de los no musulmanes, pero merece la pena contornarla y descansar un rato en unos de los bancos que la rodean mientras el almuédano entona sus oraciones.



4. APRENDE SOBRE CULTURA ISLÁMICA EN LA MADRASA DE BEN YOUSSEF

Al noreste de la plaza se puede ver la Mezquita y La Madrasa de Ben Youssef.

Una madraza es una escuela coránica donde se impartían estudios superiores especializados en religión y en ella los estudiantes memorizan el Corán.

Construida en el siglo XIV, Ben Youssef  fue la más importante Madrasa en todo Marruecos alojando hasta 900 alumnos.  Destruida y posteriormente reconstruida por los saadíes, aportando una mayor muestra de arte y arquitectura,  se trata de un edificio decorado con mosaicos, y con paredes revestidas de delicados labrados y techos de madera. y alberga  algunos de los más bellos ejemplos de arquitectura y arte marroquís. Su visita es muy rápida ya que normalmente se ve  un gran patio de abluciones con una alberca central, una sala de rezos  que  posee una de las decoraciones más exuberantes del conjunto,  y algunas celdas.

Muy cerca se encuentra el Museo de Marrakech y la Kouba Almorávide. Puedes comprar una entrada combinada para los tres monumentos que cuesta 60 dírhams


Place Ben Youssef.
Horario de visita:   Abierta todos los días de 9:00 a 18:00 horas.
Precio:  60 dirhams los tres monumentos



5. VISITA LAS TUMBAS SAADIES

 Las tumbas saadíes de Marrakech datan de los tiempos del sultán Áhmad al-Mansur (1578-1603). Las tumbas fueron descubiertas en 1917 y restauradas por los servicios de Bellas Artes.

Flanqueando el lado sur de la Mezquita de la Kasbah, el lugar es posiblemente el monumento más visitado de Marrakech. Se trata de un antiguo jardín amurallado con un mausoleo en el que descansan  los restos de  seis miembros de la Dinastía Saadí.

La atención se centra en los tres pabellones construidos durante el reinado del sultán Ahmed Saadi El-Mansour.



El primero de la izquierda es la sala de oración, que tiene numerosas tumbas, principalmente de los príncipes alauitas desde el siglo XVIII. A su lado está el Salón de doce columnas que no son sino tres tumbas rodeadas por una docena de columnas de mármol. La tumba del centro es la de Ahmed El-Mansour, flanqueada por las de su hijo y su nieto. El  tercer pabellón,  tiene portales de entrada de estilo andaluz.



Fuera del edificio hay un jardín con las tumbas de los soldados y sirvientes.

Rue de la Kasbah, Bab Agnaou (sin teléfono). Apertura 8.30-11.45, 2.30-17:45 todos los días.

La entrada cuesta tan solo 10 dirham.


6.- VIAJA EN EL TIEMPO:  VISITA EL MUSEO DE LA FOTOGRAFIA DE MARRAKECH

Una de las curiosidades de Marrakech es el Museo de Fotografía que se encuentra en el interior de un Riad situado en las traseras del Museo de Marrakech..


Es un pena que sea un museo tan poco conocido y visitado  porque en él nos encontramos con  una excelente exposición de antiguas fotografías de Marrakech y de Marruecos .  La colección contiene cerca de 3500 muestras en las que se recogen  hermosas imágenes de Marrakech y Marruecos a finales del S XIX y durante todo el S XX con sectores dedicados al país y a sus tribus.

Además la exposición presenta un centenar de fotografías originales de los primeros fotógrafos instalados en Marruecos.

Todos los viernes por la tarde, de las 19:30 a las 21:00 se proyecta un film de época,

Este es un lugar increíble para los amantes de Marruecos, de Marrakech y de la fotografía…MUY RECOMENDABLE. Además seguro que te inspiras para retratar el día a día de esta fotogénica ciudad.

La Maison de la Photographie – horario de 09.00-19.00 – entrada 40 dh – 46 rue Ahal Fès.


7. DESCUBRE UN RINCON OCULTO EN MARRAKECH: LOS CURTIDORES

Si queremos adentrarnos en el Marrakech más medieval, es visita obligada el Barrio de los curtidores quienes llevan haciendo su trabajo en este lugar desde la fundación de la ciudad.

Con cientos de tanques llenos de líquidos residuales para curar pieles de animales, el hedor puede llegar a ser insoportable, por lo que es conveniente ponerse en la nariz unas hojas de menta dispuestas a la entrada de cada uno de estos solares.


El proceso para tratar la piel lleva siendo el mismo desde hace siglos.  Primero se introduce la piel en una piscina con cal viva con el propósito de  eliminar el pelo del animal. Posteriormente se introduce en otra cuba llena de excremento de paloma, que actúa como amoniaco natural  mientras los jóvenes saltan y golpean la piel.  Finalmente se sumerge en agua con harina para dar textura a la piel.  Cuando se alcanza la textura deseada, se lava y se realiza el curtido a mano.




 No es nada fácil encontrar el lugar ya que se encuentra a unos cientos de metros de los zocos, por lo que recomendamos la contratación de un guía para llegar y que nos explique el proceso artesanal y lo que estamos viendo. Aparte de ser una de las postales más representativas de Marrakech, el interés se centra en vivir el espectáculo que organizan los curtidores mientras realizan esta dura labor. Quizás el ver su trabajo  nos ayudará a que considerar mejor el trabajo que cuesta hacer unas simples babuchas o un puff.


8. SIENTETE ARQUEOLOGO POR UN DIA  EN EL PALACIO EL  BADI

El Palacio El Badi de Marrakech, conocido en su época como "El Incomparable" , fue edificado a finales del siglo XVI por el sultán Saadi Ahmed al-Mansur para celebrar la victoria sobre el ejército portugués en 1578 en la batalla conocida con el nombre de la Batalla de los Tres Reyes. Según los cronistas de la época era la maravilla del mundo musulmán. Su construcción duro desde 1578 a 1603 y se utilizaron los materiales más ricos para decorar sus más de 300 habitaciones. Hoy no queda más que una inmensa explanada plantada con naranjos y rodeada de altos muros, ya que en 1696, el sultán alauí Moulay Ismail lo demolió en su afán por conseguir materiales con los que levantar su nueva capital en Meknes. Los planos de esta joya del arte islámico estuvieron influenciados por los de la Alhambra de Granada.



En su interior se exhibe el minbar (púlpito) de la Koutoubia.que fue tallado durante el S. XII por artesanos de Córdoba en madera de cedro y tiene incrustaciones de marquetería y pequeñas escrituras realizadas en oro y plata.




No olvides subir a las murallas para contemplar las vistas de Marrakech, son espectaculares.

9. APRENDE MAS SOBRE ESTA CIUDAD EN EL MUSEO DE MARRAKECH

Venga, que el saber no ocupa lugar y en este museo encontrarás algunas curiosidades.


El museo de Marrakech, situado junto a la madraza Ben Youssef, está emplazado en un magnífico palacio de finales del S. XIX típico del arte morisco que ha sido transformado en museo privado y acoge en su seno todo tipo de actividades culturales.

Este museo ha organizado desde 1995 únicamente exposiciones no permanentes de arte contemporáneo o sobre el patrimonio cultural marroquí. En la planta baja se exponen objetos de cobre martillado, armas y joyas bereberes y vestimentas. Son objetos que aún se llevan y se usan en las zonas de montaña.

El salón del primer piso tiene una decoración hispano-morisca y muebles de cedro.

El museo también organiza y acoge manifestaciones diversas, como conciertos, representaciones teatrales y coreográficas, proyecciones de películas, coloquios, jornadas de estudio y talleres.

Abierto todos los días de 9:0018:30, su entrada cuesta 30 dirham. Recuerda que comparte entrada combinada con La Madrasa de Ben Youssef.

10. SABOREA EL MEJOR TÉ


Marruecos es conocido por ser un gran consumidor de té. El té llegó hace relativamente poco a estas tierras y se extendió rápidamente convirtiéndose en su bebida nacional por excelencia.



Al té en Marruecos se le añade mucho azúcar y unas hojas de hierbabuena resultando así el delicioso té a la menta. Si quieres saber como se hace y donde puesdes degustarlo, te invitamos a visitar nuestro post anterior





En tu periplo por Marruecos tomarás muchos tés a la menta y desde luego si vienes a Marrakech y te alojas con nosotros, probablemente, el primero te lo tomarás en Riad La Belle Epoque.

11. TOMATE UN COCKTAIL EN UNA TERRAZA


Aunque el consumo de alcohol no está demasiado bien visto en la cultura musulmana y no es fácil conseguir una licencia para su venta, no olvidemos que Marrakech, con su Medina,  es uno de los principales focos turísticos de África y eso significa mucho dinero alrededor que no hay que dejar escapar por lo que cada día aparecen más lugares dentro y fuera de la medina, donde tomarse una cerveza o un cocktail. Hace unos años se debían consumir las bebidas alcohólicas en el interior de estos establecimientos con licencia, pero con el tiempo las costumbres se van relajando y ya en muchos lugares se permite beber en la terraza. Además muchas de ellas están en lo alto de los edificios lo que las convierte en perfectos miradores donde ver la puesta de sol o relajarse con estupendas vistas.
La zona de Guéliz, fuera de la Medina es la más interesante para ir de bares o terrazas. El ambiente de sus calles es excelente, y su oferta muy variada, puesto que dependiendo del local, uno puede disfrutar de una copa en la terraza, o encontrarse con música en directo. A nosotros nos gusta mucho el bar del hotel Le Marrakech.

Si lo que te va es el ambiente chill out, ninguna terraza como la de Mooï, http://www.le-mooi.com/ con conciertos en directo, happy hour y todo lo que puedas esperarte de este tipo de local que además está de moda.
En la avenida Mohammed V y alrededores se pueden encontrar lugares muy recomendados como Le Mirador  que situado en la 7ª planta del Hotel La Renaissance, con unas vistas sobrecogedoras, En esta zona también merecen la pena Le Petit Poucet, El Café-Bar de l’Escale o el Café Atlas ;

En la avenida Casablanca el Café Oued se compone de un pequeño complejo de tres ambientes donde disfrutar de una copa en tranquilidad.

Dentro de la medina. destaca el Café Arabe  con su elegante terraza que nos invita a pasar noches de coctel mientras observamos las montañas del Atlas, ajenos al ajetreo de las calles del zoco y el Kosybar que cuenta también con una magnifica terraza y música en directo.

La joya de la corona, Le Bar Churchill es el bar del hotel La Mamounia, con su suntuosidad y código de etiqueta estilo James Bond, este es uno de los bares más emblemáticos y exclusivos de la ciudad. Este es tu sitio si te gusta el jazz, los ambientes exclusivos y tienes una cartera abultada.

Por supuesto dentro de la Medina tienes multitud de terrazas con estupendas vistas, si bien en la mayoría de ellas no sirven alcohol.


Nuestra favorita entre todas estas es el Cafe des Epices, en la plaza con el mismo nombre.





12. DATE UN HOMENAJE CENANDO DE LUJO


En Marrakech la oferta culinaria se ha disparado en los últimos años. Hay para todos los gustos y todos los bolsillos y la cocina marroquí además de variada y sabrosa supone un agradable descubrimiento si aún no la conoces.

En su día publicamos un post sobre los que a nuestro entender son los mejores restaurantes de Marrakech.  

Si el bolsillo no te alcanza o prefieres opciones más económicas, la Plaza es tu lugar. Decenas de puestos abren cada noche y ofrecen los mejores manjares de la economía marroquí.

Cerca del Riad La Belle Epoque hay buenos restaurantes, pregúntanos en recepción y te aconsejaremos.



13.DEJATE SEDUCIR POR LA DANZA DEL VIENTRE

Se cuenta que los soldados franceses de Bonaparte, durante la invasión de Egipto, quedaron de boca abierta al ver ejecutar la sensual danza del vientre y que en un principio confundieron a las bailarinas con prostitutas. La danza oriental goza de un poder tan afrodisíaco y excitante y que no deja a nadie indiferente y aunque es originaria del Líbano, se ha extendido por todo el mundo árabe y podemos ver este espectáculo en numerosos lugares dentro y fuera de la Medina.
Quizás  uno de los lugares más famosos sea el Comptoir Darna, aunque hay multitud de restaurantes que ofrecen cena espectáculo como Jad Mahal , Le Marrakechi  o Le Tanjia 



14. SAL DE MARCHA POR MARRAKECH

Es sábado noche. Te dejas llevar hasta la pista iluminada por fogonazos de neón. Una muchedumbre cosmopolita baila al son de ritmos africanos que se mezclan con temas que conoces. A tu alrededor gente guapa, venida de todos los confines del mundo. Puede que incluso algún famoso actor esté a tu lado. Levantas la vista y el lujo y la estética del lugar te sorprende y te preguntas dónde estás.......Estás en Marrakech.....¿a que parece imposible? La noche en Marrakech te sorprenderá, eso es seguro.



Poco hay que podamos añadir al post que publicamos sobre las opciones más fiesteras en Marrakech.

Te invitamos a que le eches un vistazo a nuestro post sobre la marcha en Marrakech  y planees cuál va a ser tu próxima salida. Las opciones son innumerables y aquí te resumimos las principales. Pacha, Teatro....son nombres que no se te olvidarán facilmente después de una noche en unos de estos sitios.



15. RELÁJATE EN UN HAMMAN

Llevas todo el día caminando por la ciudad. Tus pies están doloridos, has pasado algo de calor y agradecerías estar cerca de tu alojamiento para poder refrescarte, lavarte y descansar un poco y de repente te cruzas con la puerta de un hamman. ¿A qué esperas para entrar? Esta experiencia es algo que no te puedes perder durante tu estancia en Marrakech. Hay cientos de hammans o baños dispersos por toda la ciudad y para todos los presupuestos.



Sobre esto hemos publicado anteriormente un post con una serie de recomendaciones que te invitamos a leer y que recoge una selección de nuestros hammams favoritos.

No dudes en preguntar en la recepción del Riad La Belle Epoque y te ayudaremos a reservar en cualquiera de ellos.




16. VENTE EN FIESTAS

Marrakech es archiconocida en Marruecos por sus fiestas y Festivales populares. Siendo la ciudad más cosmopolita y visitada del país, su agenda cultural está repleta de eventos durante todo el año. Estos son los más importantes y te animamos a hacer coincidir tu visita con uno de ellos:

Enero: Maratón de Marrakech. Síguela o participa en este evento deportivo que recorre las calles más importantes de la ciudad en medio de un ambiente de las 1001 noches....el público anima tanto que a lo mejor la haces como volando sobre una alfombra.

 



Febrero: Festival Dakka Marrakchia. Ponle ritmo a tu visita con los pasacalles y actuaciones que se diseminan por toda la ciudad  durante los días que se celebra este milenario festival de Música tradicional.







Julio: Festival National des Arts Populaires. Más música, danzas y actuaciones callejeras,  envuelven por unos días las calles de Marrakech en una espectacular muestra del rico folklore marroquí.










Noviembre: Festival International du Film de Marrakech: ¿Qué te parecería asistir a una proyección de una película de Bollywood en plena plaza Djemma El Fna? Te garantizamos que es una experiencia única e inolvidable.









A lo largo del año se suceden otros eventos de los que informaremos puntualmente en este blog o en facebook .


17. INSPIRATE CON LA FRONDOSIDAD DEL JARDIN MAJORELLE

El Jardín Majorelle fue diseñado en 1924 por el artista francés Jacques Majorelle como lugar en el que inspirarse. Enamorado de la botánica, creó su jardín en torno a su chalet, con varios ambientes, rodeado de una vegetación exuberante.



Este jardín es una obra de arte viva en movimiento, compuesto de plantas exóticas y especies raras traídas de sus viajes por todo el mundo: cactus, yucas, nenúfares, nympheas, jazmines, bouganvillas, palmeras, cocoteros, bananeros, bambús... y adornado con fuentes, chorros de agua, objetos de cerámica, alamedas, pérgolas...


 En 1937 el artista crea un color azul, azul de ultramar, a la vez intenso y claro: el azul Majorelle, con el que pinta las paredes de su chalet, luego todo el jardín para hacer un cuadro vivo que abre al público en 1947 hasta 1962, fecha en la que se cierra y queda abandonado.


El modisto Yves Saint-Laurent adquirió el jardín en 1980 restaurándolo y añadiendo gran número de especies vegetales.

 La entrada es un poco cara comparada con el resto de atracciones de Marrakech (50 dirhams)  pero esto no impide que  sea una de las principales atracciones de Marrakech. No dejes de visitarlo.





http://www.jardinmajorelle.com/





18. SIENTETE COMO UN MARRAKECHÍ EN LOS JARDINES DE LA MENARA

Si quieres ver como disfruta la población de Marrakech en su tiempo libre, date una vuelta por los enormes Jardines de La Menara, situados a 2 km de la ciudad.

Puedes llegar andando, en taxi o en calesa. Desde la medina, saliendo por la puerta Bab el Jedid y tomando la Avenida de la Menara, en menos de una hora caminando se llega directamente al parque.


El gran estanque, de 200 por 150 metros y poblado de carpas, fue creado durante el siglo XII.  Fue diseñado junto con todo un sistema de canalizaciones subterráneas para traer el agua producto del deshielo desde el cercano Atlas y así poder regar los olivares y los huertos circundantes. El sistema es utilizado aún hoy.

La mejor hora para visitar estos jardines es al atardecer y su punto principal se encuentra en la zona central, donde podremos ver el Pabellón de la Menara y junto a él un enorme estanque artificial. Quizás sea esta una de las fotos más representativas de Marrakech ya que la vista del Atlas es imponente.

El encanto de los Jardines de la Menara varía según las estaciones y así en invierno y primavera, las cumbres nevadas nos acercan el Atlas. En verano,  la Menara ofrece un espacio de frescura y tranquilidad para descansar o disfrutar de un pic-nic junto con los marrakechíes que escapan del calor de la ciudad. De Noviembre a Enero podrás presenciar la cosecha del olivar que rodea el estanque.

Horarios de visita: Abierto todos los días de 8.30 a 18 hs. Entrada gratuita.



 19. ADMIRA EL CONTRASTE CON LA PARTE NUEVA DE MARRAKECH

Erigida durante la época del protectorado francés, "la Nouvelle Ville" o ciudad nueva, ofrece un gran contraste con la Medina.

La parte nueva se nos presenta al Oeste de la Medina, en las grandes avenidas Mohamed V y Mohamed VI con sus tiendas y boutiques internacionales, sus restaurantes fast food, terrazas y cafés para la clase media alta y alta y donde nos encontraremos muy a gusto si lo que queremos es volver a Occidente por unos momentos ya que Guéliz  ha sido desde siempre  la zona elegida para vivir por la mayoría de los extranjeros residentes en Marrakech.



También hay grandes hoteles y tiendas de ropa de lujo, en el Hivernage, al sur de Guéliz,, zona de más reciente construcción en respuesta a la creciente demanda turística de Marrakech.

Además de las llamativas avenidas, y las lujosas residencias que se pueden ver por esta zona, otros lugares de interés que podemos visitar cerca del Guéliz son el llamativo Teatro Real, o el gran palacio de Congresos que cuenta con una imponente fachada.

Como ya hemos comentado antes, en esta parte de la ciudad se ubican la mayoría de discotecas, bares y restaurantes donde se puede tomar alcohol.



 20. RODEA LAS MURALLAS DE LA CIUDAD

Las Murallas de Marrakech, que se conforman alrededor de la Medina, comenzaron a levantarse a principios del siglo XII por orden de Alí Ben Yusef, hijo del fundador de Marrakech. Se construyeron en adobe, de ahí su llamativo color rojizo, que cambia de tonalidad conforme incide la luz solar.



 Se extienden a lo largo de unos diecinueve kilómetros y servían de defensa de la ciudad. Sus altos muros,  de hasta ocho metros, rodean toda la Medina o ciudad vieja, a la que se accede por varías puertas de una belleza singular. Existe un recorrido parcialmente señalizado que, bordeando toda la muralla, nos permite apreciar los detalles de las puertas, también conocidas como Bab. Destacan entre todas ellas las de Bab el Jadid,  Bab Doukkala o Bab el Khemis.



Es un largo paseo pero se puede hacer en dos jornadas o incluso en calesa y nos da una idea de la vida en esta ciudad. Frecuentemente nos encontraremos en las puertas y sus alrededores con mercados para los locales, puestos de libreros y mercadillos de todo tipo.





21. DATE UN PASEO EN CAMELLO POR EL PALMERAL

Con más de 100.000 palmeras plantadas en un área de 13.000 hectáreas, el palmeral de Marrakech es hoy el centro de un gran plan urbanístico que incluye residencias, hoteles de lujo y campos de golf, pero de momento sigue siendo un lugar místico y fuente de riqueza para la ciudad ya que de él se obtienen madera y dátiles además de ser un ecosistema en si mismo que convive con diversas plantaciones de frutales.

Se puede visitar en taxi o en calesa desde la plaza, en un agradable paseo de unas 2 horas por unos 200-250 dirhams, (20-25€) pero la actividad que atrae a más turistas, son los paseos en camello. Se encuentran diseminados por todo el palmeral y es divertida experiencia. El precio es negociable pero por unos 100 dirham, unos 10€, se puede dar un paseo de duración razonable. Si vas en calesa, tu cochero estará encantado de esperarte, al fin y al cabo se lleva una comisión.

Te atreves?


22. VUELA SOBRE MARRAKECH EN GLOBO


Marrakech cuenta con un emplazamiento privilegiado, situada a las puertas del desierto y en la base de las imponentes montañas del Atlas. Quizás es por ello por lo que son varias las compañías que han surgido en los últimos tiempos dedicadas a sobrevolar en globo la ciudad y sus alrededores. A partir de 1.990 dirham (unos 180€)  por persona puedes disfrutar de esta formidable experiencia durante una hora y deslumbrarte con las vistas de Marrakech por un lado y el Atlas por el otro.


http://www.marrakechbyair.com
http://www.cieldafrique.info



23. VIBRA CON UN ESPECTACULO DE FANTASIA

La Fantasía o Fiesta de la Pólvora es un interesantísimo espectáculo y una de las manifestaciones no religiosas de la cultura popular marroquí con más arraigo y tradición  que de vez en cuando podrás ver gratis junto a la muralla en la carretera que lleva al Aeropuerto o cerca del palmeral y otras veces tendrás que pagar y asistir a una cena espectáculo, como las que se organizan todas las noches en Chez Ali desde 42€ por persona incluyendo cena, espectáculo y traslado. Obviamente esta segunda opción carece de la autenticidad que sería deseable pero si no coincides con ninguna Fantasía en tu periplo por Marruecos, esta es tu oportunidad. Una turistada, si, pero merece la pena.

Los jinetes se agrupan por pueblos o barrios vistiendo sus mejores galas, generalmente anchos ropajes de colores claros, sencillos y elegantes, rematados por turbante y capa. Montan espectaculares caballos pura sangre árabes, soberbiamente engalanados con jaeces de oro o plata y con las célebres sillas de montar bellamente decoradas que por su forma obligan al jinete a montar en una posición adelantada, con la rodilla avanzada y el talón hacia atrás, facilitando así el equilibrio necesario para las acciones guerreras.

De repente los jinetes hacen galopar sincronizadamente y en grupo compacto a sus caballos y a la señal convenida disparan al aire los mosquetones o mukkahlas a la vez que detienen la carrera de sus monturas en apenas un metro de terreno,  en una espectacular frenada. Se trata de hacerlo todo sincronizadamente y si los  disparos suenen como si hubiera sido solo uno, el público enloquece y aplaude frenéticamente.

El olor a pólvora y caballo, junto con los atronadores disparos y relinchos,  crean una mezcla que nos hará vibrar al tener la suerte de asistir a este espectáculo.



24. APRENDE A HACER UN CUS-CUS

Reconoce que la comida marroquí ha captado tu atención y te encantaría dejar boquiabiertos a tus amigos de vuelta a casa haciendo un cus-cus o un tajine de cordero. Pues es más fácil de lo que te crees ya que en tu estancia en Marrakech puedes hacer un curso de cocina a tu medida.




Son múltiples los restaurantes de primera linea que ofrecen la posibilidad de hacer cursos de un día con degustación incluida entre los 110€ para dos en Maison Mk o 60€ de la Maison Arabe (ver más sobre esto en http://riadbelleepoque.blogspot.com.es/2013/01/donde-cenar-en-marrakech-11.html)

Si quieres algo más profesional hay varias escuelas de cocina que organizan cursos de diferente duración y precio. Consúltanos y con mucho gusto te ayudaremos.


25. DUERME EN UN RIAD

Y que te vamos a contar.  Los Riads son los alojamientos típicos de Marruecos y no son otra cosa que  casas tradicionales con todas las habitaciones dispuestas alrededor de un patio central. Suelen tener varias plantas y azotea o terraza. La inmensa mayoría se localizan en el interior de la Medina y los hay de todos los gustos y precios

Tenemos la suerte de tener un Riad en plena Medina de Marrakech. Algo que costó mucho esfuerzo, sudor y lágrimas y quizás algún día contemos la historia en este espacio, pero lo que si podemos asegurar es que al traspasar el umbral del Riad La Belle Epoque no te sentirás indiferente. Así lo corrobora la gran mayoría de nuestros visitantes como puedes ver en TripAdvisor




Si te hospedas en un Riad podrás disfrutar de la hospitalidad marroquí, sentirte Marajá por un día, como en un cuento y en cierta manera retroceder en el tiempo. Alojarse en un Riad es alejarse del ruido, del polvo, del ajetreo de la calle y refugiarse en un oasis de paz. Un regalo para tus sentidos donde el descanso está asegurado. La manera más sencilla de adentrarse en la cotidianeidad marroquí sin renunciar al confort y además una excelente forma de interactuar con gente local ya que al tratarse de establecimientos pequeños el trato puede ser  mucho más personalizado y cercano que en un hotel al uso.

www.riadbelleepoque.com


Desde Riad La Belle Epoque deseamos que esta guía te ayude a organizar tu estancia en Marrakech y a sacarle mejor partido. Cualquier duda o aclaración adicional, por favor dirigete a nosotros a través de este blog o en el mail info@riadbelleepoque.com




¡¡¡¡¡¡QUE DISFRUTES DE TU PASO POR MARRAKECH!!!!!!

8 comentarios:

  1. Que blog tan bonito y completo teneis! Gracias por el esfuerzo e ilusion que se desprende al leerlo. Estoy deseando llegar a Marrakech ya! :)

    ResponderEliminar
  2. Muy pronto Viajaré a Marrakech, he planificado mi viaje con http://www.guiademarrakech.com pero vosotros contáis cosas muy interesantes en vuestros artículos también. Nos vemos por El Zoco!

    ResponderEliminar
  3. Excelente página, muchas gracias por el aporte

    ResponderEliminar
  4. Bonito Blog con muchas cosas a tener en cuenta para mi próxima e inminente visita a Marrakech. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Excelente, ya quiero estar ahî!! Este artîculo me emocionô aûn mâs

    ResponderEliminar
  8. Marrakech espectacular como extresante desde q llegas hasta q te vas es un continuo regateo, mimam al visitante, pero es como si retrocedíeras en el tiempo 50 años, hoy termina mi aventura por Marrakech y deseando volver

    ResponderEliminar